TEMAS PARA LA SALUD

 

Sumario:   

Alergias
Antipsicóticos

Artrosis
Asma. Tipos de inhaladores
Cistitis
Colesterol
Demencias seniles
Depresión nerviosa

Diabetes tipo 2
Disfunción eréctil
Enfermedad de Alzheimer - Fármacos
EPOC
Estomatodinia
Estreñimiento. Tratamiento farmacológico
Factores de riesgo de arteriosclerosis
Faringitis
Fibromialgia
Gota
Gripe 
Hipertensión arterial
Insuficiencia cardiaca. Tratamiento farmacológico
La flora intestinal
Litiasis renal, tratamiento preventivo
Migraña. Tratamiento y prevención
Osteoporosis
Personas mayores - recomendaciones
Próstata - hiperplasia benigna
Prostatitis
Psoriasis. Tratamiento
Reflujo gastro-esofágico
Ulcus gastro-duodenal
Toxicidad de los fármacos
Tratamiento del dolor 
Vacunaciones, calendario

Vértigos


                                            
 
 
 
                
                                                                                                                                                                                   

  OSTEOPOROSIS                                                                        

  La osteoporosis se define como la disminución de la densidad de la masa ósea. El hueso está formado por substancia colágena calcificada. Conocemos bien la función del hueso como tejido de sostén del cuerpo, de actuar como esqueleto de sostén, por su peculiar dureza. Pero tiene otras funciones. La médula ósea, por ejemplo, es la fuente de formación de células hemáticas y de células madre, la cuna de formación de otras células imprescindibles en el proceso de regeneración del organismo. También en el hueso sucede un equilibrio entre dos tipos de células: osteoblastos y osteoclastos. Los osteoblastos determinan la calcificación del hueso, segregando fibras colágenas que luego captan el calcio de la sangre. Los osteoclastos, a la inversa, dan lugar a la reabsorción de las fibras colágenas y del calcio que pasa a la corriente sanguínea. La osteoporosis consiste, precisamente, en una pérdida de este equilibrio formación  -  reabsorción de tejido óseo, en el sentido de un aumento de la reabsorción de la masa ósea y correspondiente disminución de la densidad del tejido óseo.

   Existen diversas causas que determinan osteoporosis, y así existe:

Osteoporosis senil

Osteoporosis postmenopáusica

Osteoporosis por inactividad

Osteoporosis por una dieta insuficiente

Osteoporosis por deficiencia de hormonas sexuales

Osteoporosis por hiperadrenalismo

Osteoporosis por hiperparatiroidismo

Osteoporosis por artritis reumatoide

Osteoporosis por sobredosificación de la radioterapia 

   Los factores de riesgo para la osteoporosis son:

Edad

Sexo femenino

Menopausia

Dieta pobre en calcio

Dieta deficitaria en proteínas

Determinados fármacos

Determinadas enfermedades

Consumo de alcohol y tabaco, quizá también abuso de café 

   Las manifestaciones a las que da lugar esta disminución de la masa ósea que caracteriza a la osteoporosis son tan importantes como:

Disminución de la talla

Cifosis dorsal o escoliosis dorsal o lumbar

Abombamiento abdominal

Dolores óseos

Fracturas 

   Un medio de diagnóstico habitual en este momento es la densitometría ósea. Utiliza substancias radioactivas o una fuente de emisión de rayos X, que atraviesan el tejido óseo según diferentes grados de absorción y luego dan la medida de la densidad ósea. A través de un detector de radiaciones que utiliza un ordenador  nos dan cifras concretas de densidad ósea. 

   El tratamiento podríamos esquematizarlo en:

Lo que siempre debe hacerse

EJERCICIO FÍSICO

DIETA SUFICIENTE EN CALCIO Y VITAMINA D, O APORTES COMPLEMENTARIOS 

 

Lo que requiere prescripción y seguimiento médico, elegir entre:

TERAPÉUTICA HORMONAL SUSTITUTORIA

ALENDRONATO  - nombre comercial: FOSAMAX

RISEDRONATO  -  nombre comercial: ACTONEL

ETIDRONATO - nombre comercial DIFOSFEN o OSTEUM

ÁCIDO ZOLEDRÓNICO- para administración I. V. (ZOMETA)

RALOXIFENO  -  nombre comercial : EVISTA

CALCITONINA - en inyectable o en spray nasal    

   El alendronato y el risendronato se toman a dosis diarias o a dosis semanales. Por ejemplo, se toma un comprimido de alendronato de 10 mgrs al día, pero se ha visto que hace el mismo efecto tomar 70 mgrs una sola vez por semana, y con ello se hace más fácil seguir el tratamiento.   

    Revisado: 7-Marzo-2006

Volver                                               

 

 

HIPERTENSIÓN ARTERIAL 

   La presión arterial, sistólica y diastólica (máxima y mínima), es una de las innumerables funciones que el organismo humano procura mantener dentro de los límites de la normalidad, a través de unos complicados mecanismos de regulación homeostáticos. Pero muchas veces el organismo no consigue tal equilibrio de normalidad  y entonces la hipertensión resulta ser un trastorno frecuente y que conviene controlar y tratar.

 

   El equilibrio de normalidad de la presión arterial se consigue a través de complicados mecanismos homeostáticos:

Baroreceptores arteriales

Metabolismo hidrosalino

Sistema renina – angiotensina

 

   Cuando dicho equilibrio no se consigue y sucede la hipertensión de las arterias sufre todo el organismo. El aumento de presión acelera el proceso de arteriosclerosis en las arterias y el correspondiente daño en órganos principales como:

AORTA

CEREBRO

CORAZÓN

RIÑONES

 

   En cuanto a las causas podemos distinguir entre hipertensión esencial o primaria e hipertensión secundaria a otra enfermedad:

            HIPERTENSIÓN PRIMARIA O ESENCIAL

            HIPERTENSIÓN SECUNDARIA a otra enfermedad:

                                                                   Renal

                                                                   Endocrina

                                                                   Neurógena  

 

   La hipertensión más común es la primaria o idiopática, habitualmente llamada hipertensión esencial. No depende de ninguna otra enfermedad, ya es la enfermedad en si. Viene a ser como el fracaso de aquellos mecanismos reguladores homeostáticos que suele suceder con la edad.

 

   El tratamiento correcto, que es posible en el momento actual, es quizá el principal factor que garantiza una mejor supervivencia y calidad de vida. Consiste:

1º UNAS NORMAS ELEMENTALES:

                 Dieta baja en sodio

                 Un mínimo de ejercicio físico

                 Evitar el estrés

2º TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

                  La Medicina dispone de un amplísimo arsenal de fármacos para combatir la hipertensión, cuyos principales grupos son:

DIURÉTICOS

BLOQUEADORES BETA ADRENÉRGICOS

BLOQUEADORES ALFA Y BETA

INHIBIDORES DE LA ECA

ANTAGONISTAS DE LA ANGIOTENSINA

ANTAGONISTAS DEL CALCIO

VASODILATADORES

BLOQUEADORES ALFA ADRENÉRGICOS

ANTAGONISTAS ALFA CENTRALES

La hipertensión arterial varía con el ritmo circadiano. De tal forma forma que los hipertensos se pueden dividir en dippers (que tienen un descenso de su presión arterial por la noche) y en no-dippers (que no tienen tal disminución de la presión arterial nocturna, y que pueden incluso tener un aumento durante la noche). Todo lo cual incide en que debe adecuarse el tratamiento a las variaciones de la presión arterial de cada caso inherentes a su ritmo circadiano, distribuyendo las dosis adecuadamente respecto a mañana, mediodía y noche.   

Revisado: 5-Marzo-2006 

Volver

 

ULCUS GASTRO-DUODENAL . Tratamiento farmacológico

Antiácidos
              Bicarbonato sódico 
              Carbonato cálcico
              Hidróxido de aluminio
              Hidróxido magnésico

Antagonistas de los receptores H2 de la Histamina
              Cimetidina
              Ranitidina
              Famotidina
              Nizatidina 
              Roxatidina

Inhibidores de la bomba de protones
              Omeprazol
              Lansoprazol
              Pantoprazol
              Rabeprazol
              Esomeprazol

Prostaglandinas
             Misoprostol

Acexamato de zinc

Sucralfato 

Sales de bismuto coloidal 

Erradicación del Helicobacter pylori - (terapia erradicadora primaria)
              Cada 12 horas (durante una o dos semanas):
              Inhibidor de la bomba de protones (omeprazol 20 mgrs, 
                           o lansoprazol 30 mgrs, o pantoprazol, 40 mgrs)
              Claritromicina 500 mgrs
              Amoxicilina 1000 mgrs ( o metronidazol 500 mgrs)

             Otras alternativas: 
            
Cada 12 horas - 1 ó 2 semanas
                    Omeprazol 20 mgrs
                    Claritromicina 500 mgrs
                    Metronidazol 500 mgrs

            Si persiste el Helicobacter

                   Omeprazol 20 mgrs/12 horas
                   Bismuto 120 mgrs/6 horas
                   Metronidazol 500 mgrs/8 horas
                   Tetraciclina 500 mgrs/6 horas
           

             Las pautas de primera elección que se recomiendan en España son: a) IBP (omeprazol 20 mg,   lansoprazol 30 mg, pantoprazol 40 mg)/12 h + amoxicilina 1 g/12 h + claritromicina 500 mg/12 h; b) ranitidina-citrato de bismuto 400 mg/12 h + amoxicilina 1 g/12 h + claritromicina 500 mg/12 h, y c) en caso de alergia a la penicilina, la amoxicilina deberá ser sustituida por metronidazol 500 mg/12 h


 Según el Aula Acreditada de El Médico 5-IV-02  y Revisado: 2-XII-06

Volver


  
      
                     
              
 

 

 

 

REFLUJO GASTRO-ESOFÁGICO 

El reflujo gastro-esofágico es una enfermedad muy frecuente. Consiste en el reflujo del contenido gástrico hacia el esófago. El esfínter esofágico inferior o cardias deja de ser lo suficientemente competente, ya que su función es permitir el paso de los alimentos del esófago al estómago e impedir el retroceso de los contenidos del estómago hacia el esófago. La presencia del jugo gástrico en el esófago, con su habitual acidez, es muy lesiva para la mucosa esofágica.

 

Síntomas.- Puede no presentarse ningún síntoma o solamente alguno de los que se citan a continuación. El más frecuente es el ardor retroesternal o sensación de acidez, al que pueden asociarse cualquiera de los demás síntomas o ninguno de ellos:

 

                 Ardores o sensación de acidez

                 Regurgitación del contenido gástrico

                 Hemorragias digestivas

                 Ferropenia ( tasa de hierro baja)

                 Dolores torácicos

                 Molestias faríngeas

                 Bronquitis. Asma

                Complicaciones tardías, como la estenosis o la metaplasia                 

 

Causas.- El esfínter esofágico inferior o cardias deja de ser competente y ello puede ser por diversos factores:

 

      Hernia del hiato esofágico (el estómago se desliza hacia arriba a través del hiato)

      Perdida de tono del esfínter esofágico inferior o cardias

      Pérdida de tono y capacidad de vaciado del esófago

      Disminución de la capacidad de vaciado del estómago

      Edad (favorece la incompetencia del cardias)

      Diversos fármacos que disminuyen el tono del esófago o del estómago:
            
                        Calcioantagonistas, teofilinas, anticolinérgicos, nitratos, opiáceos,
                                        diacepán, barbitúricos
, alfa-bloqueantes, beta-agonistas,
                                        progesterona, estrógenos, nicotina

 

Tratamiento.- Hay que considerar unas medidas higiénico-dietéticas y un tratamiento con fármacos. Raramente se llega al tratamiento quirúrgico, que también existe y que va cobrando predicamento por su eficacia y aplicabilidad.

 

      Medidas higiénico-dietéticas:

                 Evitar las comidas copiosas

                 Evitar los irritantes, como el alcohol y los picantes  

                 Cenar muy poco y no acostarse hasta haber hecho la digestión

                 Levantar el cabezal de la cama

                          (Con tacos en las patas de la cama o almohadas detrás del colchón)

                 Evitar los fármacos que pueden disminuir el tono del esfinter esofágico:

                                Calcioantagonistas, teofilinas, anticolinérgicos, nitratos, opiáceos,
                                        diacepán, barbitúricos
, alfa-bloqueantes, beta-agonistas,
                                        progesterona, estrógenos, nicotina   

   

      Tratamiento con fármacos:

                 Antiácidos  
                                        almagato
                                        megaldrato
                                        hidróxido de aluminio
                                        hidróxido de magnesio
 

                     Protectores de la mucosa 
                                        sucralfato

                 Antagonistas de los receptores H2 :

                                                  Cimetidina

                                                  Famotidina

                                                  Nizatidina

                                                  Ranitidina  

              Inhibidores de la bomba de protones:

                                                 Lansoprazol

                                                 Omeprazol

                                                 Pantoprazol

                                                 Rabeprazol

 

              Medicamentos procinéticos  (estimulantes del vaciado gástrico)
                                                cisaprida
                                                           domperidona
                                                           metoclopramida
                                                           cinitaprida 

 

Revisado: 18-Abril-02

Volver

 

 

 

 

TRATAMIENTO DEL DOLOR

   El dolor es el exponente de múltiples procesos nocivos del organismo. Puede corresponder a un proceso nocivo de un lugar u órgano determinado, y entonces se denomina dolor nociceptivo. O puede corresponder a la afectación de un nervio o centro nervioso, siendo en este caso un dolor llamado neuropático. El dolor también puede ser de origen psíquico, o sea con una base psicológica. O puede que las situaciones no estén tan delimitadas y que la causa sea mixta. Así que el tratamiento del dolor ya se puede entender que es todo un arte médico.

   No creemos que ante un dolor determinado proceda la automedicación, salvo en los casos que nos resulten habituales o conocidos o como medida de urgencia en espera del consejo médico. Pero conocer el arsenal medicamentoso del que se dispone es un logro cultural conveniente o interesante. Nos limitamos a exponer una lista de las posibilidades terapéuticas frente al dolor, especialmente para cuando este dolor es crónico o difícil de erradicar:  
 

ANALGÉSICOS NO ANTIINFLAMATORIOS (paracetamol, metamizol)

ANALGÉSICOS ANTIINFLAMATORIOS (aspirina, diclofenaco, ibuprofeno, etc)

INHIBIDORES DE LA COX 2 (celecoxib, rofecoxib, etc)

MORFINA Y ALCALOIDES DEL OPIO (codeína, papaverina, narcotina, etc)

DERIVADOS DE LA MORFINA (hidrocodona, oxicodona, hidromorfona, etc)

OPIODES SINTÉTICOS (petidina, metadona, fentanilo, deprancol, tramadol, etc)

TAPENDALOL

SUBSTANCIAS COADYUVANTES en determinadas circunstancias:

          Corticoides

          Antidepresivos (amitriptilina, doxepina, imipramina, etc)

          Antiepilépticos (carbamacepina, clonacepam, valproatos, gabapentina, etc)

          Antiarrítmicos (mexiletina)

          Anestésicos locales (mexiletina, lidocaína)

          Otros agentes: Baclofeno, calcitonina, propanolol, prazosin, nifedipina,

                                  Clonidina, capsicina, etc.  


   Es una amplia gama de fármacos. De primera elección son el paracetamol, el metamizol o la aspirina. Siguen los analgésicos antiinflamatorios. En casos más severos, la morfina, los derivados o los opiodes sintéticos. En determinadas condiciones, en las que priva la cronicidad y el carácter rebelde, se utilizan substancias coadyuvantes específicas para cada caso.

 

Revisado: 24-XII-08  

Volver

 

 

 

LA DEPRESIÓN NERVIOSA

La depresión nerviosa es una enfermedad que ha sido conocida desde siempre. La Medicina hipocrática, en la Antigua Grecia, ya habla de la melancolía. Pero la concepción antigua está muy centrada al síntoma tristeza, la depresión es entonces una tristeza profunda que llega a invalidar las funciones psíquicas. La concepción actual representa una evolución espectacular en la forma de entender la depresión. El eje ya no es el síntoma tristeza sino una debilidad del sistema nervioso, concretamente una hipoactividad de los neuroreceptores por disminución de las substancias neurotransmisoras. Lo cual ha representado un avance, conceptual y práctico, muy considerable por parte de la Medicina.

La depresión típica se caracteriza por la pérdida de interés e insatisfacción por las cosas, y por síntomas como: triste, bajo de tono, dificultad para concentrarse, dificultad para conciliar el sueño, desesperanzado, irritable, preocupado... Pero ya hemos dicho que no necesariamente la depresión se presenta de esta forma típica muy centrada alrededor del síntoma tristeza. La Medicina ha ido comprobando que muchos síntomas psicosomáticos son equivalentes depresivos, y que detrás de la mayoría de cuadros patológicos psíquicos y conductuales puede haber aquella debilidad del sistema nervioso debida a la hipoactividad de los neuroreceptores y neurotransmisores, que señalábamos. Siendo así que se ha visto que existen muchos cuadros depresivos velados o larvados, que no tienen por lo tanto una sintomatología típica pero que se benefician de un tratamiento antidepresivo.

Las causas de la depresión hemos de buscarlas tanto en la vertiente biológica o interna como en la vertiente psicológica o externa. Existen depresiones dependientes originariamente de los neurotransmisores y existen, en el otro extremo, depresiones cuya causa es puramente psicógena, determinada por los problemas ambientales. En el primer caso se habla de depresiones endógenas, cuyo principal representante son los enfermos bipolares o maníaco-depresivos, y en el segundo caso hablamos de depresiones psicógenas, como cuando el enfermo es víctima de una serie de problemas ambientales a los que es incapaz de dar solución. Muchas veces, no obstante, las causas endógenas y las psicógenas se imbrican, y lo más frecuente es que la depresión asiente en un terreno predispuesto de forma biológica y desencadenado por la presión ambiental.

En el momento actual, debido a la eficacia de los fármacos antidepresivos que actúan a través de los neurotransmisores, parece que la balaza se haya desplazado a favor de la importancia de la vertiente biológica o endógena. Pero esto es sólo una cuestión de la época en que vivimos y de que es más fácil tomar unas pastillas que abordar a fondo la problemática psicológica. Y no digamos del olvido que estamos viviendo de la dimensión espiritual. El Dr. Marqués expone con mucha claridad esta situación y explica cómo esta dimensión espiritual es la fuente de la energía psíquica y del sentido de la vida que nos hace fuertes frente a la depresión.

En cuanto al tratamiento farmacológico de la depresión, veamos los principales fármacos en los que se apoya actualmente la Medicina:

 

1        Inhibidores de la monoamino oxidasa:

           Tranilcipromina

            

2        Tricíclicos y tetracíclicos:     

           Imipramina

           Desipramina

          Trimipramina

          Amitriptylina

          Nortriptylina

          Protriptylina

         Amoxapina

          Doxepin

          Maprotilina

          Clomipramina

 

3        Inhibidores de la recaptación de la serotonina  
            
Son los mejor tolerados y más utilizados:

          Fluoxetina

          Flavoxamina

          Paroxetina

          Sertralina

          Citalopram  

          Escitalopram (Cipralex)

       

         Estrategias para aumentar la eficacia de los inhibidores de la recaptación de la                           serotonina (según Psiquiatric Drug Treatment de Kaplan y Sadock):

                          Añadir, alternativas:

                              Bupropion

                              Reboxetina    

                              Litio

                              Levotiroxina

                              Simpaticomiméticos

                              Pindolol                            

                              Clonazepam  

                              Gabapentina (según nos comunica el Dr. Marquès)

 

4        Inhibidores selectivos de la recaptación de noradrenalina

                              Reboxetina

 

5   Inhibidores de la recaptación de serotonona y noradrenalina

                             Venlafaxina

 

6   Inhibidores reversibles de la MAO

                               Meclobemide

 

7   Noradrenérgicos parcialmente serotoninérgicos

                             Mirtazapina

8   Otros 

                             Nefazodona

                             Bupropión

                             Psicoestimulantes

                              Metilfenidato. Modafinilo 

Según nos comunica, de su experiencia, el Dr. Marquès, y constatan autores de EEUU:

                           Gabapentina  

   

  Revisado: Según datos del Aula Acreditada de El Médico 21-VI-02 y revisado 25-VII-04  

Volver        

 

 

GRIPE

EL VIRUS.- La gripe es una infección respiratoria aguda causada por virus. Pueden ser virus del tipo A, B o C. El período de incubación suele ser corto, entre las 18 y las 36 horas. Las epidemias que se producen habitualmente durante los inviernos de cada año suelen ser del tipo A. Cada 2 ó 3 años se producen brotes epidémicos de virus del tipo B. El virus del tipo C es poco frecuente y más benigno o hasta asintomático. Las grandes pandemias suceden cada 10 – 15 años y se deben a mutaciones más importantes en la superficie antigénica del virus – saltos antigénicos mayores a los habituales de cada año - y cuyas grandes variantes sorprenden a la población al quedar los organismos desprovistos de la inmunidad que habían ido adquiriendo de forma natural, hacia las cepas de virus a las que estaban acostumbrados o hacia sus pequeñas variantes.

 

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO.- Los síntomas característicos de la gripe son la fiebre alta y de aparición brusca  - síntoma que no ha de faltar nuca - , la tos, los dolores musculares, el dolor de garganta y el dolor de cabeza. Cuando se trata de un catarro de las vías respiratorias altas, sin fiebre o solamente con febrícula, puede confundirse con la gripe. En realidad suele tratarse de una infección también viral, -producida por adenovirus o por el virus sincitial respiratorio-, diferente al virus de la gripe.

El diagnóstico conviene hacerlo por los signos clínicos y por los datos que se tenga del brote epidémico en aquel sector. Más complicado sería hacer un cultivo del virus, o buscar las cifras de anticuerpos y su evolución, lo cual, aparte de laboratorios especializados, requiere tiempo y daría sólo el diagnóstico retrospectivo, cuando el proceso estuviera resuelto. O cabría detectar el antígeno por enzimo-inmunoanálisis.

 

COMPLICACIONES. Lo más temible de la gripe son las complicaciones.

Las complicaciones más habituales son:

          Bronquitis

          Neumonía gripal generalizada o neumonitis gripal segmentaria

          Neumonía bacteriana por infección secundaria

          Sinusitis

          Otitis

Complicaciones no habituales son:

           Encefalitis. Mielitis

           Miositis. Rabdomiolisis. Miocarditis

 

TRATAMIENTO.- Lo más temible de la gripe son las complicaciones por infección bacteriana secundaria. Así es como se puede comprender que los antibióticos antibacterianos también hayan marcado un antes y un después en la historia de la gripe, ya que suelen ser decisivos en el tratamiento de las infecciones secundarias aunque el virus de la gripe no sea sensible a los mismos.

Pero actualmente ya se empieza a disponer de fármacos antivíricos específicos para la gripe:

                                     Amantidina

                                     Rimantidina

                                     Inhibidores de la neuroaminidasa:

                                                                           Zanamivir

                                                                           Oseltamivir

Los antivíricos antigripales mejor tolerados son los inhibidores de la neuroaminidasa, que son además efectivos para los virus de tipo A y B, a diferencia de la amantidina y la rimantidina que sólo lo son para el tipo A. En EEUU la FDA tiene aprobados para su utilización la amantidina, la rimantidina y el zanamivir, todos de administración por vía oral en comprimidos. En España está en las farmacias  el zanamivir, con el nombre comercial Relenza: Se debe aplicar durante las primeras 24 – 30 horas después del comienzo de los síntomas, o por lo menos durante las primeras 48 horas. Se utiliza en forma de pulverizaciones que se inhalan, dos inhalaciones dos veces al día durante 5 días. Ultimamente también se ha incorporado en España el Oseltamivir con el nombre comercial de Tamiflu.

 

PREVENCIÓN.- El mejor tratamiento continúa siendo la prevención a través de vacunas durante el otoño. Las vacunas pueden ser a base de virus, de tipo A y B inactivados, sea enteros o fraccionados. Pueden vacunarse todas las personas, si no existe una contraindicación específica, pero deben hacerlo sobre todo los enfermos respiratorios crónicos o los afectos de insuficiencia cardiaca, o las personas que trabajen o asistan a centros donde es más posible el contagio.

También se ha preconizado, para la prevención, el uso de los fármacos antivirales específicos para la gripe, que hemos citado anteriormente. Se deberían utilizar durante todo el tiempo que dure el brote y aún una o varias semanas después. 

PARA COMPLETAR LA INFORMACIÓN: 

                          http://www.correofarmaceutico.com/documentos/protocologripe100105.pdf 

Revisado: 11-III-08  

Volver

 

 

 

RECOMENDACIONES A LAS PERSONAS MAYORES

 

Controles: Presión arterial, análisis y diferentes órganos o patologías

Ejercicio: De cualquier tipo o simplemente andar.

Vacuna antitetánica: Dosis de recuerdo cada 10 años

Vacuna antigripal cada año

Vacuna antineumocócica: Una vez a la vida o repetir cada 5 años

Cuidado respecto a la osteoporosis: Calcio, Vit.D o diferentes fármacos

Cuidado respecto al colesterol: Alimentación o alimentación y fármacos

Revisado: 16-X-01     

Volver

 

 

 

FACTORES DE RIESGO DE ARTERIOSCLEROSIS   

Según una tabla que publica la revista Noticias Médicas nº 574, podemos enumerar los siguientes factores de riesgo de enfermedades ateroescleróticas (o arterioscleróticas), sean a nivel coronario, cerebral, renal, mesentérico o de miembros periféricos: 

1.Hipercolesterolemia
2.Niveles de colesterol HDL bajos
3.Hipertensión arterial
4.Sexo (varón)
5.Diabetes mellitus
6.Antecedentes familiares de enfermedad coronaria prematura
7.Aumento de lipoproteínas 
8.Tabaco
9.Postmenopausia
10.Aumento del fibrinógeno
11.Aumento de la homocistina
12.Inactividad física
13.Sobrepeso
14.Polimorfismo de ECA
15.Proteína C reactiva
16.Lipoproteína (a) 

Tratamiento de (según informa "El Médico", 10-XII-04)  : Homocisteína, lipoproteína (a), fibrinógeno y proteína C reactiva.
1/ Homocisteína. Se trata con ácido fólico, vit.B6 y vit. B12.
2/ Lipoproteína (a). Para disminuir su nivel no son de utilidad las estatinas ni la colestiramina. Sobre los fibratos hay informes contradictorios. Son eficaces para disminuir el nivel de lipoproteína (a) los estrógenos y el ácido nicotínico (3 ó 4  grs. diarios).
3/ Fibrinógeno. Se trata con: Esteroides anabólicos, ticlopidina, pentoxifilina o fibratos (bezafibrato, ciprofibrato, clofifrato o fenofibrato).
4/ Proteína C reactiva. No se conocen fármacos que la hagan descender por un efecto directo específico. 

Revisado: 5-II-05  

Volver

 

COLESTEROL           
    
El tratamiento de las hipercolesterolemias se basa en:
                            
Dieta alimenticia
                             Ejercicio físico
                             Fármacos hipolipemiantes


Se aconseja el uso de
fármacos cuando:

1.En ausencia de accidente coronario previo y menos de 2 factores de riesgo, hay  unas cifras de LDL Colesterol de más de 160 mgs.
2.En ausencia de accidente coronario previo y más de 2 factores de riesgo, hay unas cifras de LDL Colesterol de más de 130 mgr.
3.Con antecedentes de un accidente coronario, hay cifras de LDL Colesterol de más de100 mgrs.    

Los fármacos hipolipemiantes de los que disponemos son:

ESTATINAS:
Simvastatina
Lovastatina
Pravastatina
Atorvastatina

FIBRATOS:
Clofibratos
Fenofibratos
Betafibratos
Gemfibrocil

ÁCIDO NICOTÍNICO
Acipimox (a. nicotínico análogo)

RESINAS DE INTERCAMBIO IÓNICO:
Colestiramina 
Colestipol

INHIBIDOR DE LA ABSORCIÓN INTESTINAL
Ezetimiba (Ezetrol cpdos de 10 mgrs)

SECUESTRADORES BILIARES
Dexide cápls
Efensol sobres

 

Revisado: 10-IV-04   

Volver                     

      

DIABETES TIPO 2  -  tratamiento

El tratamiento de la diabetes tipo 2 se basa en:

Dieta
Ejercicio físico
Fármacos orales e insulina

Nos ocuparemos solamente de enumerar las
diferentes disponibilidades de fármacos orales e insulina:

1/ Fármacos que estimulan la secreción de insulina:
SULFONILUREAS (secretagogos de acción lenta):
Tolbutamida
Acetohexamida
Tolazamida
Clorpropamida
Glibenclamida
Glipizida
Gliclazida
Glimepirida

MEGLITINIDAS (secretagogos de acción rápida):
Repaglinida
Nateglinida

2/ Fármacos que sensibilizan a la insulina:
BIGUANIDAS:
Fenformina
Metformina
Buformina

GLITAZONAS:
Rosiglitazona (¿aumento del riesgo de fracturas en las mujeres?)
Pioglitazona    

3/ Inhibidores de las alfaglucosidasas intestinales:
Acarbosa
Miglitol

4/ REGULADORES DE LAS INCRETINAS
    Incretinmiméticos
Exenatida (Byetta)
Liraglutida

    Poteciadores de las incretinas o inhibidores de la DPP-4
Sitagliptina (Januvia)
Vildagliptina (Galvus)

5/ Acetato de pramlintida (Symlin)

6/ Rimonabant (Acomplia)

COMBINACIONES TERAPÉUTICAS:

Sulfonilureas + metformina
Metformina + secretagogos de acción rápida
Sulfonilureas + glitazonas
Secretagogo de acción rápida + glitazona
Metformina + glitazona
Sulfonilureas + inhibidores de las alfa-glucosidadas 
Metformina + inhibidores de las alfa-glicosidasas
Metformina + sitagliptina
Metformina + vildagliptina

Terapia triple:
Secretagogo + metformina + acarbosa
Secretagogo + metformina + glitazona


EFECTOS SECUNDARIOS DE LAS GLITAZONAS:
 
(Butlletí de Farmacovigilància de Catalunya)


Retención de líquidos con edemas y anemia
Edema pulmonar o insuficiencia cardíaca
Se han descrito casos de hepatotoxicidad
No es conveniente administrarla cuando existe enfermedad hepática o insuficiencia cardíaca
Está contraindicada la administración conjunta con insulina (aumenta la probabilidad de i. c.)


INSULINAS

Rápidas
     Regular (Actirapid, Humalina Regular)
     Lispro (Humalog)
     Aspart (Novorapid)

Lentas
   NPH (Humalina NPH, Insulatard)
   Glargina (Lantus)
   Detemir (Levemir)

Revisado: 9-VIII-08

 

Volver

 

HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA

La hiperplasia benigna de la próstata, también llamada adenoma de próstata, es muy frecuente en los varones a partir de los 50 años y la frecuencia se incrementa con la edad, hasta tal punto que sucede en un 90% entre los 70 y 80 años. Es un aumento del crecimiento de la próstata mediado por el factor hormonal, concretamente por la dihidrotestosterona.

Síntomas debidos a la obstrucción del flujo urinario  
Dificultad para iniciar la micción
Pérdida de fuerza del chorro urinario
Intermitencia del chorro urinario
Retención de orina
Goteo de orina al terminar la micción
Necesidad de esfuerzo para orinar        

Síntomas irritativos del músculo detrusor 
Polaquiuria
Nicturia
Urgencia miccional
Disuria
Incontinencia orinaria por urgencia      

Tratamiento  

Bloqueadores adrenérgicos alfa-1 (relajan el tono muscular del cuello de la vejiga, facilitando el chorro urinario):
                                             Terazosina
                                             Doxazosina
                                             Tamsulosina

Inhibidores de la enzima 5-alfa-reductasa, necesaria para la síntesis de la dihidrotestosterona:
                                             Finasteride    

 

Fitoterapia  

Extracto de serenoa repetens   -  actúa probablemente como antiandrogénico
Extracto de pygeum africanum - como antiinflamatorio y antiestrogénico

Cirugía   

Resección a través de la uretra (transuretral)
Cirugía abierta
Stents uretrales
Microondas

Resúmen extraído de Modern Geriatrics (Noviembre del 2001)

Volver

 

VÉRTIGOS

Se entiende por vértigo una sensación subjetiva de que las cosas, lo que está alrededor de uno, giran o se mueven. Se suele confundir con la sensación de mareo o de inestabilidad.
Es un trastorno del laberinto, órgano del equilibrio situado en el oído, o de
los núcleos del vestíbulo, centros situados en la base del cerebro. Así que los vértigos se pueden clasificar en
                                       periféricos 
                                   centrales

PERIFÉRICOS
1/ Vértigo posicional benigno.- Es el más frecuente. Dura pocos segundos y se desencadena por los movimientos de la cabeza. Es de causa postraumática, postviral o idiopática. Es un problema de los canales semicirculares del laberinto, la formación de unas partículas les hace perder la fluidez necesaria.
Tratamiento: El reposo ocupa el primer lugar.
                       Se pueden utilizar los fármacos antivertiginosos:
                                                      tietilperacina
                                                      clorpromacina
                                                      dimenhidrato
                                                      benzodiazepinas
                         Pueden ser necesarios ejercicios de reeducación postural 

2/Neuronitis vestibular.- Es el vértigo más frecuente entre las personas jóvenes. Su etiología suele depender de una infección vírica respiratoria y puede aparecer en pequeñas epidemias. Se acostumbra a presentar en forma de un vértigo brusco, sin que le acompañen los síntomas de afectación del órgano del oído (hipoacusia y acúfenos) que en la neuronitis vestibular está indemne. En la fase aguda se pueden utilizar los fármacos sedantes vestibulares o antivertiginosos, luego el proceso se va solucionando espontáneamente. 

3/Enfermedad de Ménière.- De cada 10 pacientes que tienen vértigos uno es por esta enfermedad. Los síntomas son: vértigos, hipoacusia y acúfenos. O sea que existe afectación del laberinto u órgano del equilibrio y de la cóclea u órgano auditivo. La lesión característica que ocasiona la enfermedad es el hidrops endolinfático, es decir un edema del interior de los conductos endolinfáticos del laberinto. Con hiperproducción de líquido o defecto de la reabsorción del mismo.
Tratamiento con fármacos:
                   Acetazolamida
                   Betahistina
                   Corticoides
                   Antieméticos 

4/Laberintitis aguda.- Se debe a una infección del laberinto, ocasionada por virus o por la propagación de una infección purulenta del oído medio. Además de vértigo suele acusarse hipoacusia. El tratamiento consiste en el antibiótico adecuado.

5/Ototoxicidad debida a diversos fármacos:
                         Antibióticos aminoglucósidos
                         Diuréticos, especialmente furosemida y ácido etacrínico
                         Salicilatos. Aspirina
                         Antineoplásicos
                         Fenantoína

6/Otras causas:
                         Fístula perilinfática
                         Neurinoma del acústico
                         Vértigo postraumático 

                                                                  CENTRALES
 1/Patología vascular: 
                               Insuficiencia vértebro-basilar
                               Infartos: Cerebelo, protuberancia
                               Migraña de fosa posterior, por isquemia

 2/Tumores

 3/Vértigo psicógeno

 4/Vértigo cervical

                                                                 TRATAMIENTO
1/
En la fase aguda, sedantes vestibulares:
                             Antihistamínicos (ciclina, dimenhidrato, hidroxicina) 
                             Benzodiacepinas
                             Anticolinérgicos ( dimenhidrato, escopolamina)
                             Antidopaminérgicos (sulpiride, tietilperacina)

2/En la fase subaguda:
                              Vasodilatadores (nimodipino, flunaricina, cinaricina)
                              Ejercicios de rehabilitación vestibular

Resumen extraído de la Revista "El Médico", 26-IV-02

Volver

 

 

LITIASIS RENAL, TRATAMIENTO PREVENTIVO

 

El tratamiento preventivo de la litiasis renal depende de la naturaleza de los cálculos.

1/ Litiasis cálcica.- Hay que aumentar la ingesta de líquidos y disminuir la de calcio. Puede ser necesaria la administración de diuréticos como la hidroclorotiacida que disminuyen la eliminación de calcio por el riñón. Conviene controlar la eliminación de calcio por la orina.

2/ Litiasis úrica.- Procede alcalinizar la orina, consiguiendo un pH entre 6,5 y 7. Se consigue administrando 3-6 gr. al día de bicarbonato sódico y aguas minerales alcalinas.
   Si hay exceso de ácido úrico se rebaja con alopurinol (100 - 300 mgrs al día). Y dieta pobre en purinas (carnes, pescado y aves).

3/ Litiasis cistínica.- Aumentar la ingesta de líquidos y alcalinizar la orina hasta un pH de 7-7,5. Pueden llegar a utilizarse fármacos como la D-penicilamina o el alfamercaptopropionglicina, que se unen a la cistina convirtiéndola en cisteína, que es más soluble. 

4/ Litiasis por cálculos de estruvita (fosfato amónico magnésico).- Estos cálculos facilitan la infección urinaria por gérmenes productores de ureasa que se albergan en sus intersticios, que a su vez favorecen el crecimiento rápido de tales cálculos. Procede la litotricia de estos cálculos precedida por el urocultivo y el tratamiento antibiótico correspondiente, que se puede asociar al ácido acetohidroxámico, que es inhibidor de las ureasas.

Revisado: 7 - XI - 02   

Volver  

 

 

 

 

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

 

Es la dificultad para mantener la erección peneana suficiente para una penetración satisfactoria durante el acto sexual.

 

CAUSAS:

               Psicológicas

               Hipertensión arterial

               Diabetes

               Enfermedad cardiovascular

               Enfermedades de la próstata

               Consumo de fármacos, de forma continuada

               Enfermedades neurológicas 

               Enfermedades endocrinas

               Consumo de substancias tóxicas

 

TRATAMIENTO:

               Fármacos: Sildenafilo (Viagra)                                                   
                                 Vardenafilo (Levitra)
                                
Apomorfina sublingual (Taluvian, Uprima)

               Tratamiento hormonal, si procede por su déficit o disfunción (hipogonadismo,

                                                                                                                hiperprolactinemia)

               Fármacos de inyección intracavernosa (papaverina, prostaglandina, fentolamina,

                                                                                                                           linsidomina)

               Las prótesis   

 

Revisado: 12-IV-03    

Volver 

 

 

ASMA. TIPOS DE INHALADORES 

1 Cartuchos presurizados

        Sistema MDI. Al inspirar se presiona una vez

        Sistema Autohaler o Easy Breath. Se activa con la inspiración

2 Cámaras espaciadoras. Se intercalan entre la boca y el presurizador. No precisan sincronizar con la inspiración.

3 Dispositivos con polvo seco. Con polvo micronizado.

         En cápsulas monodosis (Spinhaler)

         Sistemas multidosis

                         Turbuhaler

                         Accuhaler

                         Easyhaler (se activa con la inspiración)

4 Nebulizadores. Rompen la tensión superficial del líquido y generan un aerosol

 

Revisado: 1-XII-02

Volver

 

 

 

MIGRAÑA. TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

 

TRATAMIENTO

 

ANALGÉSICOS COMUNES

Paracetamol 1000 mg

Ácido acetil salicílico 1000 mg

 

AINESs

Naproxeno  550 a 1100 mg

Ibuprofeno  600 a 1200 mg

Ketorolaco trometanol 30 a 60 mg

Metamizol magnésico 550 mg

 

ERGÓTICOS

Ergotamina – asociada a paracetamol, AAS o cafeína

 

TRIPTANES – Agonistas 5 HT 1B/D

Sumatrptán 50 a 100 mg, no superar los 300 mg/24 horas

Zoltriptán 2,5 a 5 mg, no superar os 10 mg/24 horas

Naratriptán 2,5 mg, no superar los 5 mg/24 horas

Rizaptriptán 10 mg, no superar los 20 mg/24 horas

Almotriptán 12,5 mg, no superar los 25 mg/24 horas

 

ANTIEMÉTICOS

Metoclopramida  10 mg

Domperidona 10 a 30 mg

 

ANSIOLÍTICOS

Clorpromazina 12,5 a 25 mg

Diazepan 10 mg

 

NARCÓTICOS

Meperidina 50 a 100 mg IV

Tramalol 50 a 100 mg

 

PREVENCIÓN      

 

BETABLOQUEANTES

Propanolol 40 a 160 mg/24 horas

Nadolol 40 a 120 mg, dosis única

Atenolol 50 a 100 mg, dosis única

 

BLOQUEANTES DE LOS CANALES DE CALCIO

Flunarizina 2,5 a 5 mg, dosis única nocturna

Nicardipino 40 a 60 mg/24 horas

 

ANTISEROTONÍNICOS

Pizotifeno 0,5 a1,5 mg, dosis única nocturna

 

ANTIDEPRESIVOS

Amitriptilina, 10 a 75 mg, dosis única nocturna

Imipramina, 25 a 75 mg, dosis única o repartida

Fluoxetina, 20 a 40 mg/día

Paroxetina,  20 a 40 mg/día

Sertralina, 50 a 100 mg//día

 

OTROS FÁRMACOS

AINEs, en la migraña premenstrual

Valproato sódico, 400 a 1500 mg/día  
Gabapentina
Topiramato
Lamotrigina
Tiagabina

TRATAMIENTOS ESPECIALES

Estado migrañoso: Puede recurrirse a los corticoesteroides

Migraña basilar: No utilizar los triptanes

Migraña en el embarazo: Paracetamol, meperidina o codeína

Migraña en niños: AAS o paracetamol  

ESQUEMA DE TRATAMIENTO

Primer elección
AINEs
Triptanes

Segunda elección
Ketorolaco im. o iv.
Clorpromacina

ESQUEMA DE PREVENCIÓN

Primera elección
Beta-bloqueante
Flunarizina

Segunda elección
Anticomiciales
Amitriptilina
AINEs


ULTIMA REVISION - 30-XI-08
Esquema preventivo, por orden (si no hay mejoría)

1.-Betabloqueantes (60 mgrs) o topiramato (100 mgrs)
2.-Flunaricina (5mgrs)
3.-Acido valproico (600 mgrs)

 

Extraído de: El Médico, 20-26 Oct. 2001 Dra. Mercedes Otero. 
                                                            
Clínica Marazuela. Toledo  
Revisado: 16-VI-04  - 30-XI-08

Volver

 

DEMENCIAS SENILES

 

Existen muchos tipos de demencia senil, señalaremos los cinco más frecuentes:

 

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER.- Es la forma más frecuente de demencia senil. Se puede presentar de forma precoz o presenil, o de forma tardía o senil. Es una enfermedad degenerativa de evolución progresiva: memoria, afectación de las funciones cerebrales superiores (afasia, apraxia, agnosia, juicio y pensamiento), afectación de las actividades básicas y funcionales de la vida.

En el TAC y la Resonancia Magnética se puede apreciar: atrofia cortical, agrandamiento de los surcos y cisuras, dilatación ventricular y, en conjunto, una disminución generalizada del tamaño cerebral.

En el diagnóstico anatomopatológico, por biopsia o postmortem, se encuentran: placas neuríticas, ovillos neurofibrilares, depósitos de substancia amiloide y pérdidas de neuronas y sinapsis en la corteza cerebral.

La causa de la enfermedad de Alzheimer es desconocida.

El tratamiento farmacológio actualmente se apoya en las substancias anticolinesterásicas que favorecen la neurotransmisón de la acetilcolina (donezepil, rivastigmina o galantamina). Ultimamente ha salido al mercado la memantina (Axura, Ebixa), que es un antagonista del receptor NMDA del glutamato, y por lo tanto una nueva opción. Aparte se utilizan los neurolépticos, los antidepresivos y las benzodiacepinas como tratamiento de los síntomas.

 

DEMENCIA VASCULAR.- Después de la enfermedad de Alzheimer es la demencia que se da con mayor frecuencia. Se debe al fallo de la irrigación vascular, sea por isquemia o por hemorragia.

En el TAC o la Resonancia Magnética puede apreciarse, según los casos: infartos múltiples, infarto único, defectos lacunares, hipoperfusión, hemorragias o lesiones vasculares. Puede afectar a cualquier zona, cortical o subcortical, y consecuentemente caben los síntomas más diversos: síntomas focales, síntomas extrapiramidales, dificultad para la marcha... y, dependiendo del lugar y del volumen de afectación, síntomas demenciales.

Para que una demencia se pueda diagnosticar de vascular debe acompañarse de signos o síntomas de origen vascular focal del tipo de los señalados.

El tratamiento se basa especialmente en controlar los factores de riesgo vascular: colesterol, presión arterial, diabetes, tabaco, actividad física o sobrepeso. Los antiagregantes plaquetarios como la aspirina tienen su indicación en esta afectación vascular cerebral.

 

DEMENCIA DE CUERPOS DE LEWY.- Es un proceso degenerativo del sistema nervioso que cursa con: declive cognitivo progresivo, trastornos motores y signos extrapiramidales junto con alucinaciones visuales recurrentes.

La causa de este tipo de demencia es desconocida. En el estudio anatomopatológico se aprecian los cuerpos de Lewy en las áreas corticales y subcorticales. En la enfermedad de Parkinson se encuentran también estos cuerpos de Lewy pero localizados en las áreas subcorticales.

Se manifiesta con los síntomas de la enfermedad de Parkinson junto con demencia, caídas, síncopes, delirios, alucinaciones...  

Los signos extrapiramidales responden poco al tratamiento antiparkinsoniano. Son recomendables dosis bajas de Dopa. También puede resultar útil el tratamiento con anticolinesterásicos para favorecer la transmisión colinérgica concomitantemente afectada en este proceso.

Pueden utilizarse los neurolépticos atípicos, como risperidona y clozapina, para controlar la agitación y las alucinaciones. Y si no se toleran, el clometiazol y la cabamacepina.

 

DEMENCIA POR HIDROCEFALIA NORMOTENSIVA.- La hidrocefalia normotensiva, o hidrocefalia  con presión del líquido céfalo raquídeo normal, se manifiesta especialmente por demencia, alteraciones de la marcha e incontinencia de orina.

En la mitad de los casos la causa es desconocida, y en la otra mitad  es secundaria a: hemorragia subaracnoidea, traumatismos craneales, infecciones, neoplasias u obstrucciones parciales del sistema ventricular.

El diagnóstico se realiza especialmente con el TAC o la Resonancia Magnética, encontrándose un sistema ventricular dilatado. La inyección de un radio trazador en el espacio subaracnoideo puede delatar un retraso en su reabsorción. El test de Fisher consiste en extraer 30 – 50 ml de líquido céfalo raquídeo por punción lumbar, durante varios días si hace falta, debiéndose apreciar una notable mejoría de los síntomas.

En cuanto al tratamiento debe contemplarse la posibilidad de una derivación del líquido céfalo raquídeo lumbo - peritoneal  o ventrículo – peritoneal.

 

DEMENCIA FRONTO – TEMPORAL.- Se llama también enfermedad de Pick, fue descrita por Arnold Pick en 1906. Este tipo de demencia se corresponde con la atrofia progresiva de los lóbulos frontales y parietales. Se calcula que es la causa de entre un 8 y un 20 por ciento de todas las demencias seniles.

La afectación y los síntomas pueden ser de predominio frontal o de predominio temporal. La causa es desconocida, aunque existen casos de transmisión hereditaria.

Los síntomas típicos son:  la deshinibición social, la tendencia al chiste y a la risa, la irresponsabilidad y la falta de tacto en las diversas situaciones sociales. Privan los trastornos de la conducta y de la personalidad, pueden aparecer trastornos de la memoria y el lenguaje.

El tratamiento es solamente sintomático de los trastornos depresivos, ansiosos o psicóticos.

Extraído de: Aula Acreditada de El Médico (28-II-03). Revisado (11-VI-04) 

Volver  

 

ARTROSIS

La artrosis es el desgaste y la degeneración de los cartílagos articulares. Va ligada a la edad, aumentando su incidencia con la edad, a partir de los 50 años es la regla encontrar signos de artrosis. Hasta ahora el tratamiento farmacológico se ha limitado a los analgésicos - antiinflamatorios, con un éxito sólo para moderar o suprimir los síntomas. 

En este momento disponemos de un tipo de fármacos condroprotectores que parece que previenen y protegen contra el propio proceso degenerativo de los cartílagos articulares. Las substancias condroprotectoras que disponemos ahora son:

Ácido hialurónico
Condroitin sulfato
Sulfato de glucosamina

También disponemos de un tipo de antiinflamatorio especial, con un mecanismo de acción diferente al resto de antiinflamatorios. Actúa inhibiendo las citoquinas proinflamatorias: 

 Diacereína

Revisado: 25-X-03

 

 

VACUNACIONES, calendario

Poliomielitis: 2, 4 y 6 meses. 15-18 meses. 4-6 años

DIFTERIA-TÉTANOS-PERTUSSIS: 2, 4 y 6 meses. 15-18 meses. 4-6 años. 14-16 años?

HEMOPHILUS INFLUENZAE: 2, 4 y 6 meses. 15-18 meses (opcional)

SARAMPIÓN-RUBÉOLA-PAROTIDITIS: 12-15 meses. 3-6 años. 10-13 años?

HEPATITIS B: 2, 4 y 6 meses. 10-14 años

MENINGITIS MENINGOCÓCICA: 2, 4 y 6 meses

Revisado: 9-XI-03

Volver   

 

ESTREÑIMIENTO. Tratamiento farmacológico

Incrementadores del bolo intestinal:

Salvado de trigo
Plantago ovata

Laxantes osmóticos:

Lactulosa
Lactitiol

Laxantes lubricantes:

Aceite de parafina

Estimulantes catárticos:

Senósidos A y B

Laxantes vía rectal:

Enemas
Supositorios de glicerina

Extracto de la revista Medicina General (Nov. 2003)  


Volver      

 

ALERGIAS

La alergia es la respuesta antígeno - anticuerpo alterada. Sea por mecanismos congénitos o adquiridos, la alergia conlleva una susceptibilidad anormal a diversas substancias externas que actúan de antígenos no tolerados o alergenos. 

SUBSTANCIAS CON CAPACIDAD DE ACTUAR COMO ALÉRGENOS.- Son de lo más diverso:

 

Aéreas (pólenes, esporas de hongos, productos de ectoparásitos, polvo doméstico,

            escamas y pelos de animales domésticos)

De origen alimentario (proteínas de la leche, del huevo, del pescado, de los frutos secos)

Venenos de insectos (avispas, abejas, escorpiones, serpientes)

Medicamentos (Son productos de bajo peso molecular que, en la mayoría de casos,

                          actúan como haptenos y para desencadenar la síntesis de IgE deben

                          unirse a una proteína. Por lo que las pruebas de diagnóstico son menos

                          fidedignas.)

Substancias químicas varias (Aditivos, pesticidas, monómeros de plásticos, productos

                          de contaminación ambiental, productos de síntesis orgánica)

                 

MECANISMOS PARA LA ALERGIA.- La intolerancia puede suceder por mecanismos mediados por anticuerpos IgE o por otros mecanismos no mediados por la IgE. La alergia típica es la mediada por anticuerpos IgE, en los demás casos pueden ser mediados por los anticuerpos IgG y entonces procede más bien hablar simplemente de mecanismos de intolerancia.

En la alergia mediada por las IgE los alergenos inician la síntesis de los anticuerpos IgE por los linficitos. El complejo que forman estos anticuerpos IgE unidos al antígeno alergeno actúa sobre los receptores que tienen determinadas células, los basófilos y los mastocitos. Ello determina una cascada de acontecimientos metabólicos: La entrada de Ca en el interior de la célula, que estimula la actividad de los microtúbulos y la liberación de los gránulos del citoplasma celular. Estos gránulos se fusionan con la membrana celular y desde allí se deshacen y liberan al exterior de la célula, en el espacio intercelular, una serie de  mediadores que son los directamente causantes de los síntomas de alergia.

Las substancias mediadoras más conocidas, liberadas por estos gránulos, son:

 

Histamina

Heparina

Enzimas proteolíticas (triptasa, beta-glucosanidasa)

Leucotrienos 

Prostaglandinas/Tromboxanos

 

Las personas con un sistema inmunitario suficiente no sufren la reacción alérgica porque disponen de una adecuada respuesta de los anticuerpos IgG que entonces son los que bloquean al antígeno y evitan la reacción alérgica. Por esto podemos entender a la alergia como una respuesta inmunitaria alterada.

La respuesta alérgica, clínicamente, puede traducirse en una reacción que afecta a todo el organismo, es el caso de la anafilaxia. O puede traducirse en reacciones localizadas en diversos órganos, como es en el caso del asma, la fiebre del heno, la urticaria y los procesos gastrointestinales.

 

DIAGNÓSTICO POR EL LABORATORIO 

REACCIONES ADVERSAS A ALIMENTOS.- Pueden servir, si la respuesta es mediada por IgE, las pruebas de sensibilidad cutánea y las pruebas de las IgE específicas a los diversos alimentos. En los casos de intolerancia a los alimentos no mediada por IgE – no alérgica- puede ser útil la comprobación  de la IgG específicas frente a diversos alimentos (en baterías de comprobación de 90 ó 100 alimentos), lo cual resulta adecuado para detectar, por ejemplo, intolerancias en pacientes con colon irritable, diarreas u obesidad con una dieta normal.

ALERGIA A LOS MEDICAMENTOS.- Los medicamentos por ser de molécula pequeña suelen actuar como aptenos (moléculas pequeñas que se unen a otras mayores para dar alergia) que se unen a las proteínas orgánicas.  Se pueden practicar las pruebas in vitro basadas en las IgE, pero dan muchos falsos negativos. Una prueba in vitro de IgE frente a un medicamento, si es positiva, tiene muchas posibilidades de confirmar, pero si es negativa no excluye la alergia.

PRUEBA F5 DE PHARMACIA.- Puede ser útil para las proteínas de la leche, albúmina de huevo, proteínas de pescado, proteínas de trigo y proteínas de soja. En las manifestaciones infantiles de la alergia como el eccema y los trastornos gastrointestinales.

PRUEBA DE PHADIATOP (de Pharmacia).- Es un screening que orienta sobre un positivo-negativo a los alérgenos aéreos en el caso de reacciones atópicas (manifestaciones alérgicas locales, como el asma).

OTRAS PRUEBAS.- Como:

Determinación de la ECP (Eosinophil Cationic Protein) en el suero.

Test de transformación leucocitaria. Muy laboriosa y poco sensible.

Test de de desgranulación de basófilos. Muy laboriosa y poco sensible.

Test de liberación de la histamina. El problema es que la histamina está a niveles muy

                                          bajos y se necesitan métodos de detección muy sensibles.

Para más información: www.sabater-tobella.com  (Notas Informativas, Nº 47 y 49)

 PERMEABILIDAD INTESTINAL ALTERADA
Síndrome del intestino"leaky" (agujereado)

CAUSAS:
Por lesión directa: Alergias alimentarias (IgE), intolerancias alimentarias (IgG), deficiente secreción de IgA, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca)
Yatrogenia: Antiinflamatorios no esteroideos, abuso del alcohol, antibioticoterapia prolongada, estrés hiperosmolar, quimioterapia, radioterapia.
Infecciones gastrointestinales: Disbiosis intestinales, giardiasis crónica, candidasis crónica, sprue tropical.
Patologías extraintestinales:
Pancreatitis crónica, cirrosis hepática, ictericia obstructiva
Procesos no digestivos: Estrés, artritis reumatoide, Patologías dermatológicas crónicas, síndrome de Reiter, espondilitis anquilosante, esquizofrenia.

CONSECUENCIAS:
Masiva entrada de antígenos
Masiva entrada de patógenos
Masiva entrada de toxinas
Entrada de alimentos mal digeridos

PRUEBAS DE LABORATORIO:
Prueba de sobrecarga oral con manitol y lactulosa (para evaluación de la permeabilidad int.)
Anticuerpos IgG frente alimentos (93 alimentos)
Anticuerpos IgE frente alimentos. Prueba global (20 alimentos)

Para más información: www.sabater-tobella.com (Notas informativas Nº. 50)

ANTIHISTAMÍNICOS 

Son fármacos que bloquean los receptores de la histamina y antagonizan de este modo la acción de la histamina por este efecto competitivo.

Se clasifican en:

BLOQEANTES DE RECEPTORES H1

        De primera generación:

                           Dextroclorfeniramina. Dimenhidrinato.

                           Prometacina. Ciproheptadina. Ketotifeno.

        De segunda generación:

                           Astemizol. Terfenadina. Fexofenadina.

                           Cetirizina. Azelastina.

BLOQUEANTES DE RECPTORES H2

                            Cimetidina
                            Ranitidina
                            Famotidina

 

Revisión -14-III-04- que sigue principalmente las NOTAS INFORMATIVAS del GRUPO SABATER-TOBELLA ANÁLISIS  Para más información: www.sabater-tobella.com  (Notas Informativas Nº 47, 49 y 50).     

 

Volver   

 

ANTIPSICÓTICOS

 

Los antipsicóticos, también conocidos como neurolépticos o como sedantes mayores, han representado, a partir de su introducción en los años 50, una revolución para el tratamiento de la esquizofrenia y para el tratamiento de las fases maníacas del síndrome bipolar, así como para determinados comportamientos y síntomas psicológicos de las demencias seniles, para la deprivación alcohólica y para todas las demás situaciones en las que se traspase el umbral de las psicosis.

En el momento actual ya podemos hablar de una nueva generación de antipsicóticos que significan una substancial mejora y que nos permite distinguir entre los neurolépticos clásicos o antiguos y los nuevos neurolépticos.

El objetivo de los antipsicóticos es contrarrestar los síntomas positivos (agresividad, comportamientos alterados, delirios, alucinaciones) y los síntomas negativos (aplanamiento afectivo, apatía – abulia, anhedonía – insociabilidad, falta de atención). Los antipsicóticos clásicos son muy eficaces para neutralizar los síntomas positivos pero muy poco para los síntomas negativos. En cambio, los de nueva generación mejoran a ambos tipos de síntomas psicóticos, positivos y negativos.

Los neurolépticos clásicos bloquean los receptores de la dopamina D2 en el sistema límbico y estriado. Al bloqueo del sistema límbico le corresponde la acción antipsicótica, los síntomas secundarios extrapiramidales se deben más a la acción sobre el núcleo estriado, así como el bloqueo sobre los receptores de la dopamina del eje hipotálamo – hipofisario condiciona el aumento de la producción de prolactina (galactorrea). 

Los nuevos antipsicóticos no tienen tanta efectividad sobre los receptores de la dopamina D2 pero tienen mayor selectividad sobre otros receptores como los  de la noradrenalina y serotonina o los del glutamato. De lo que resulta su mayor eficacia para neutralizar los síntomas negativos y la menor incidencia de efectos adversos, especialmente de síntomas extrapiramidales.

Los efectos secundarios adversos más típicos de los neurolépticos son: síntomas extrapiramidales, acatisia, reacciones distónicas, disfunción cognitiva, disforia sedación, galactorrea, efectos anticolinérgicos, aumento de peso, arritmia cardíaca, disfunción sexual.

Los nuevos antipsicóticos, en suma, se caracterizan por una mayor efectividad sobre los síntomas negativos de las psicosis y por una mejor tolerancia.

 

ANTIPSICÓTICOS CLÁSICOS

De potencia alta

      Haloperidol

      Flufenazina

De potencia media (los mejor tolerados)

      Trifluoperazina

      Perfenazina

De potencia baja

      Clorpromazina

      Tioridazina

 

NUEVOS ANTIPSICÓTICOS

Amisulpride (Solian)

Clozapina (Leponex)

Olanzapina (Zyprexa)

Quetiapina (Seroquel)

Risperidona (Risperdal)

Ziprasidona (Zeldox)

Zuclopentixol (Zisordinol Depot, Clopixol Depot)

Aripiprazol (Abilify)

 

Revisión – 26-II-04- a partir de los datos extraídos principalmente de la revista El Médico (13-II-04), UTILIDADES CLÍNICAS  DE LS NUEVOS ANTIPSICÓTICOS, Dr. Vicente Baos. Para más información: www.elmedicointeractivo.com    Revisión: 25-VII-04

Volver  

 

TOXICIDAD DE LOS FÁRMACOS

Los fármacos pueden tener efectos tóxicos sobre diversos órganos. Ahora nos queremos circunscribir a la toxicidad respecto al oído, al hígado y a los riñones. Vamos a mostrar un listado de fármacos que son tóxicos para el oído, para el hígado o para los riñones.

FÁRMACOS OTOTÓXICOS 

Aminoglicósidos:                                      
   Estreptomicina                                        
   Dihidroestreptomicina
   Neomicina
   Gentamicina
   Kanamicina
   Tobramicina
   Amikamicina
   Sisomicina
   Minocilina
   Netilmicina
   Dibekacina

Otros antibióticos:
  
Vancomicina
   Eritromicina
   Cloranfenicol
   Ristocetina
   Polimixina B
   Viomicina
   Farmacetina
   Colistina
   Ampicilina
   Cicloserina
   Capreomicina
   Kanendomicina

Diuréticos:
  
Furosemida
   Ácido etacrínico
   Bumetadina
   Acetazolamida
   Manitol
   Clorotiazida

Analgésicos-antipiréticos:
  
Aspirina 
   Salicilatos
   Quinina
   Cloroquina
   Ácido mefenámico

Varios:
   Pentobarbital
   Hezadina
   Mandelamina
   Practolol
   Antiparkinsonianos
   Artane
   Algunos anticoagulantes
   Micacina

 

FARMACOS HEPATOTÓXICOS

   Acetaminofén
   Esteroides
   Andrógenos
   Antitiroideos
   Carbamazepina
   Valproato
   Eritromicinas
   Estrógenos
   Isoniacida
   Compuestos de oro
   Ketoconazol
   Metotrexate
   Nitrofuranos
   Fenitoína
   Rifampicina
   Sulfamidas
   Tetraciclinas

FÁRMACOS NEFROTÓXICOS

   Aciclovir
   Aminoglucósidos
   Anfetoricina B
   Analgésicos-antipiréticos
   Captopril
   Ciclosporina
   Acetaminofén
   Compuestos de oro
   Litio
   Neomicina
   Yodo
   Rifampicina
   Tetraciclinas
   Vancomicina

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

495

Apéndice 4: Alteración

renal

Una reducción de la función renal puede causar problemas con el

tratamiento farmacológico por los siguientes motivos:

1. La incapacidad para excretar un fármaco o sus metabolitos puede producir

toxicidad.

2. La sensibilidad a algunos fármacos está incrementada, incluso aunque la

eliminación renal no esté alterada.

3. La tolerancia a los efectos adversos puede estar alterada.

4. La eficacia de algunos fármacos puede disminuir.

En pacientes con alteración renal, hay que ajustar la dosis de muchos

fármacos, a fin de evitar las reacciones adversas y asegurar la eficacia. El

grado de función renal por debajo del cual la dosis de un fármaco se debe

reducir depende de lo tóxico que es y si se elimina totalmente por

excreción renal o es parcialmente metabolizado a metabolitos inactivos.

En general, todos los pacientes con alteración renal reciben una dosis de

carga que es la misma que la dosis habitual para un paciente con función

renal normal. Las dosis de mantenimiento se ajustan a la situación clínica.

La dosis de mantenimiento de un fármaco se puede reducir ya sea con la

reducción de la dosis individual dejando el intervalo normal entre dosis, o

con el incremento del intervalo entre dosis sin modificar la dosis. El

método de ampliar el intervalo puede ser beneficioso desde el punto de

vista de la conveniencia y del coste reducido, mientras que el método de

reducir la dosis proporciona una concentración plasmática más constante.

En la tabla siguiente se enumeran los fármacos por orden alfabético. La

tabla incluye sólo los fármacos para los que se dispone de información

específica. Muchos fármacos se deben utilizar con precaución en caso de

alteración renal, pero no se especifica ninguna recomendación sobre el

ajuste de dosis; por tanto es importante remitir también a la entrada por el

fármaco concreto. Las recomendaciones se presentan por varios grados de

función renal, como se calcula por la tasa de filtrado glomerular (FG),

habitualmente determinado por el aclaramiento de creatinina. También se

puede utilizar la concentración de creatinina sérica, como una medida de

la función renal, pero es una guía poco exacta, excepto que se corrija por

la edad, sexo y peso por nomogramas especiales.

La alteración renal habitualmente se divide en tres grados:

leveFG 20 50 ml/minuto o bien creatinina sérica aproximada 150-300

micromol/litro

moderadaFG 1020 ml/minuto o bien creatinina sérica 300-700

micromol/litro

graveFG < 10 ml/minuto o bien creatinina sérica > 700 micromol/litro

Cuando se utilizan las guías de dosis hay que considerar lo siguiente:

La prescripción de un fármaco debe mantenerse al mínimo.

Los fármacos nefrotóxicos deben, si es posible, evitarse en todos los pacientes

con enfermedad renal, porque la nefrotoxicidad puede ser más grave.

Es recomendable determinar la función renal antes y durante el período de

tratamiento, y ajustar la dosis de mantenimiento como se requiera.

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

496

La función renal (FG, aclaramiento de creatinina) disminuye con la edad, de

manera que a los 80 años es de la mitad que en adultos sanos. Cuando se

prescribe en personas de edad avanzada, se asume por lo menos un grado leve de

alteración renal.

Se requiere vigilancia cuidadosa de los pacientes urémicos ante una toxicidad

farmacológica inesperada. En estos pacientes, la complejidad del estado clínico

así como otras variables, como por ejemplo la alteración en la absorción, la unión

a las proteínas o el metabolismo, o la afectación de la función hepática, y otros

tratamientos farmacológicos impide el uso de dosis fijas de fármacos y se

requiere un abordaje individualizado.

Tabla de fármacos que deben ser evitados o utilizados con

precaución en caso de alteración renal

Fármaco Grado de Comentario

insuficiencia

Abacavir Grave Evítese

Acetazolamida Leve Evítese; acidosis metabólica

Aciclovir Leve Reduzca la dosis intravenosa

Moderada a

grave

Reduzca la dosis

Ácido

acetilsalicílico

Grave Evítese; retención de sodio y

agua; deterioro de la función

renal; riesgo aumentado de

hemorragia gastrointestinal

Alcuronio Grave Duración prolongada del bloqueo

Alopurinol Moderada 100-200 mg al día; toxicidad

aumentada; erupciones

Grave 100 mg a días alternos (máximo

100 mg al día)

Aluminio,

hidróxido

Grave El aluminio se absorbe y se puede

acumular NOTA. La absorción de

aluminio a partir de sales de

aluminio aumenta con citratos que

se encuentran en muchos

preparados efervescentes (como

los analgésicos efervescentes)

Amidotrizoatos Leve Reduzca la dosis y evite la

deshidratación; nefrotóxico

Amilorida Leve Vigile el potasio plasmático;

riesgo elevado de hipercalcemia

en insuficiencia renal; amilorida

se excreta inalterada por el riñón

Moderada Evítese

Amoxicilina Grave Reduzca la dosis; erupciones más

frecuentes

Amoxicilina +

ácido clavulánico

Moderada a

grave

Reduzca la dosis

Ampicilina Grave Reduzca la dosis; erupciones más

frecuentes

Anfotericina B Leve Uso sólo si no hay alternativa; el

uso de complejos puede reducir la

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

497

nefrotoxicidad

Artemeter +

Lumefantrina

Grave Precaución; vigile el ECG y el

potasio plasmático

Atenolol Moderada Reduzca la dosis (se excreta

inalterado)

Grave Inicio con dosis baja;

concentraciones plasmáticas más

altas tras la administración oral;

puede reducir el flujo sanguíneo

renal y afectar de manera adversa

la función renal

Azatioprina Grave Reduzca la dosis

Azitromicina moderada o

grave

Úsese con precauciónno se

dispone de información

Bencilpenicilina

benzatina

Grave Neurotoxicidaddosis altas

pueden producir convulsiones

Bencilpenicilina Grave Máximo 6 g al día;

neurotoxicidaddosis altas

pueden producir convulsiones

Bleomicina Moderada Reduzca la dosis

Carbamacepina El fabricante aconseja precaución

Ceftacidima Leve Reduzca la dosis

Ceftriaxona Grave Máximo 2 g al día; también

vigilancia de la concentración

plasmática si hay insuficiencia

renal y hepática

Ciclofosfamida Reduzca la dosis

Ciprofloxacino Moderada Adminístrese la mitad de la dosis

habitual

Cisplatino Leve Evítese si es posible; nefrotóxico

y neurotóxico

Clindamicina Semivida plasmática

prolongadapuede ser necesario

reducir la dosis

Clonacepam Grave Inicio con dosis bajas;

sensibilidad cerebral aumentada

Clorfenamina Grave Puede ser necesario reducir la

dosis

Cloroquina Leve o

moderada

Reduzca la dosis en enfermedades

reumáticas

Grave Reduzca las dosis en la profilaxis

del paludismo; evítese en

enfermedades reumáticas

Clorpromacina Grave Inicio con dosis bajas;

sensibilidad cerebral aumentada

Cloxacilina Grave Reduzca la dosis

Codeína Moderada o

grave

Reduzca la dosis o evítese; efecto

aumentado y prolongado;

sensibilidad cerebral aumentada

Colchicina Moderada Reduzca la dosis

Grave Evítese o reduzca la dosis si no

hay alternativa

Dacarbacina Leve o Puede ser necesario reducir la

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

498

moderada dosis

Grave Evítese

Daunorrubicina Leve o

moderada

Reduzca la dosis

Desferrioxamina Los complejos metálicos se

excretan por los riñones (en caso

de insuficiencia renal grave la

diálisis aumenta la velocidad de

eliminación)

Diacepam Grave Inicio con dosis bajas;

sensibilidad cerebal aumentada

Didanosina Leve Reduzca la dosis; consulte los

documentos del fabricante

Dietilcarbamacina Moderada o

grave

Reduzca la dosis; semivida

plasmática prolongada y

excreción urinaria

considerablemente reducida

Digoxina Leve Reduzca la dosis; toxicidad

aumentada por trastornos

electrolíticos

Dimercaprol Interrupción o uso con extrema

precaución en caso de

insuficiencia durante el

tratamiento

Doxiciclina Leve Úsese con precaución, evite dosis

excesivas

Efavirenz Grave No hay informaciónse advierte

precaución

Efedrina Grave Evítese; toxicidad SNC

aumentada

Eflornitina Reduzca la dosis

Enalapril Leve o

moderada

Úsese con precaución y vigile la

respuesta; dosis inicial 2,5 mg al día.

Mayor riesgo de hiperpotasemia y

otros efectos adversos

Ergometrina Grave El fabricante recomienda evitarla

Ergotamina Moderada Evítese; náusea y vómitos; riesgo

de vasoconstricción renal

Eritromicina Grave Máximo 1,5 g al día

(ototoxicidad)

Espironolactona Leve Vigile K+ plasmático; riesgo

elevado de hiperpotasemia en

insuficiencia renal

Moderada Evítese

Estavudina Leve 20 mg dos veces al día (15 mg en

caso de peso inferior a 60 kg)

Moderada o

grave

20 mg una vez al día (15 mg en

caso de peso inferior a 60 kg)

Estreptomicina Leve Reduzca la dosis; vigile las

concentraciones plasmáticas

Etambutol Leve Reduzca la dosis; si el

aclaramiento de creatinina es

menor de 30 ml/minuto, vigile la

concentración plasmática de

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

499

etambutol; lesión del nervio

óptico

Fenobarbital Grave Evite dosis altas

Flucitosina Reduzca la dosis y vigile la

concentración plasmática de

flucitosinaconsulte los

documentos del fabricante

Fluconazol Leve o

moderada

Dosis inicial habitual, después

reduzca a la mitad las dosis

subsiguientes

Flufenacina Grave Inicio con dosis bajas;

sensibilidad cerebral aumentada

Furosemida Moderada Puede requerir dosis altas; tras

inyección i.v. rápida puede

aparecer sordera

Gentamicina Leve Reduzca la dosis; vigile las

concentraciones plasmáticas;

véase también la sección 6.2.2.5

Glibenclamida Grave Evítese

Haloperidol Grave Inicio con dosis bajas;

sensibilidad cerebral aumentada

Heparina Grave Riesgo aumentado de hemorragia

Hidralacina Leve Reduzca la dosis si el

aclaramiento de creatinina es

menor de 30 ml/minuto

Hidroclorotiacida Moderada Evítese; ineficaz

Ibuprofeno Leve Administre la mínima dosis eficaz

y vigile la función renal; retención

de sodio y agua; deterioro de la

función renal que puede progresar

a insuficiencia renal

Moderada o

grave

Evítese

Imipenemcilastatina

Leve Reduzca la dosis

Insulina Grave Puede ser necesario reducir la

dosis; reducción de las

necesidades de insulina; la

respuesta compensatoria a la

hipoglucemia está alterada

Iohexol Moderada o

grave

Mayor riesgo de nefrotoxicidad;

evite la deshidratación

Iopanoico, ácido Leve o

moderada

Máximo 3 g

Grave Evítese

Isoniacida Grave Máximo 200 mg al día; neuropatía

periférica

Lamivudina Leve Reduzca la dosis; consulte los

documentos del fabricante

Litio Leve Evítese si es posible o reduzca la

dosis y vigile cuidadosamente la

concentración plasmática

Moderada Evítese

Lopinavir + Evite la solución oral debido al

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

500

ritonavir contenido en propilenglicol; uso

de cápsulas con precaución en

insuficiencia grave

Magnesio,

hidróxido

Moderada Evítese o reduzca la dosis; mayor

riesgo de toxicidad

Magnesio, sulfato Moderada Evítese o reduzca la dosis; mayor

riesgo de toxicidad

Manitol Evítese excepto si la prueba de

dosis produce respuesta diurética

Meglumina,

antimoniato

véase

Pentavalente,

compuestos

de antimonio

Aumento del riesgo de

nefrotoxicidad; evite

deshidratación

Mercaptopurina Moderada Reduzca la dosis

Metformina Leve Evítese; aumento del riesgo de

acidosis láctica

Metildopa Moderada Inicio con dosis bajas;

sensibilidad aumentada al efecto

hipotensor y sedante

Metoclopramida Grave Evítese o administre dosis bajas;

aumento del riesgo de reacciones

extrapiramidales

Metotrexato Leve Reduzca la dosis; acumulación;

nefrotóxico

Moderada Evítese

Morfina Moderada o

grave

Reduzca la dosis o evite; efecto

aumentado y prolongado;

sensibilidad cerebral aumentada

Nalidíxico, ácido Moderada o

grave

Hay que administrar la mitad de la

dosis; ineficaz en insuficiencia

renal porque la concentración en

orina es inadecuada

Nelfinavir No se dispone de informaciónel

fabricante recomienda precaución

Neostigmina Moderada Puede ser necesario reducir la

dosis

Nitrofurantoína Leve Evítese; neuropatía periférica;

ineficaz a causa de

concentraciones inadecuadas en

orina

Nitroprusiato

sódico

Moderada Evite el uso prolongado

Penicilamina Leve Evítese si es posible o reduzca la

dosis; nefrotóxico

Pentamidina,

isetionato

Leve Reduzca la dosis; consulte los

documentos del fabricante

Pentavalente,

compuestos de

antimonio

Moderada Efectos adversos aumentados

Grave Evítese

Piridostigmina Moderada Reduzca la dosis; excretada por

vía renal

Polividona-yodo Grave Evite la aplicación regular en

mucosa inflamada o erosionada

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

501

Potasio, cloruro Moderada Evite el uso habitual; aumento del

riesgo de hiperpotasemia

Procainamida Leve Evítese o reduzca la dosis

Procaína,

bencilpenicilina

Grave Neurotoxicidaddosis altas

pueden producir convulsiones

Procarbacina Grave Evítese

Proguanil Leve 100 mg una vez al día

Moderada 50 mg a días alternos

Grave 50 mg una vez a la semana;

aumento del riesgo de toxicidad

hematológica

Propiltiouracilo Leve o

moderada

Use tres cuartas partes de la dosis

normal

Propranolol Grave Inicio con dosis bajas;

concentraciones plasmáticas

mayores tras la administración

oral; puede reducir el flujo

sanguíneo renal y afectar de

manera adversa la función renal

Grave Use la mitad de la dosis habitual

Quinina Reduzca la dosis de

mantenimiento parenteral para el

tratamiento del paludismo

Ranitidina Grave Use la mitad de la dosis; riesgo

ocasional de confusión

Ritonavir véase Lopinavir con ritonavir

Saquinavir Grave Probablemente se requiere ajuste

de dosis

Sodio, cloruro Grave Evítese

Sodio,

bicarbonato

Grave Evítese; papel especializado en

algunas formas de enfermedad

renal

Sodio, valproato véase

Valproico,

ácido

Sulfadiacina Grave Evítese; riesgo elevado de

cristaluria

Sulfametoxazol +

trimetoprim

Leve Use la mitad de la dosis habitual

si el aclaramiento de creatinina es

15-30 ml/minuto; evítese si el

aclaramiento de creatinina es

inferior a 15 ml/minuto y no se

puede determinar la concentración

plasmática de sulfametoxazol

Sulfasalacina Moderada Riesgo de toxicidad como

cristaluriaasegure una ingesta

elevada de líquidos

Grave Evítese

Trimetoprim Leve Administre la mitad de la dosis

después de 3 días si la aclaración

de creatinina es de 15-30 ml/min

Moderada Administre la mitad de la dosis

después de 3 días si el

aclaramiento de creatinina es

Apéndice 4: Alteración renal

Formulario Modelo de la OMS 2004

502

inferior a 15 ml/min; evítese si el

aclaramiento es inferior a 10

ml/min (excepto si se vigila la

concentración plasmática de

trimetoprim)

Valproico, ácido Leve o

moderada

Reduzca la dosis

Grave Modifique la dosis según la

concentración plasmática de ácido

valproico libre

Vancomicina Leve Reduzca la dosisvigile la

concentración plasmática de

vancomicina y la función renal de

manera regular

Vecuronio Grave Reduzca la dosis; probable

alargamiento de la duración del

bloqueo

Warfarina Grave Evítese

Zidovudina Grave Reduzca la dosis; el fabricante

recomienda una dosis oral de 300-

400 mg al día e dosis fraccionadas

o por vía intravenosa de 1 mg/kg

3-4 veces al día

 

 

Revisión 28-X-07

 

 

 

EPOC

 

La EPOC, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es un trastorno inflamatorio y obstructivo bronquial de instauración lenta y progresiva. Permite ligeras regresiones pero su curso general es progresivo. Existe una reacción inflamatoria aumentada a las partículas y gases inhalados. La bronquitis y el enfisema son trastornos con una entidad propia pero habitualmente forman parte de la EPOC. El hábito de fumar es un factor de riesgo altamente elevado para adquirir la EPOC.

Clínicamente se manifiesta por tos, expectoración y dísnea. La prueba respiratoria más utilizada y que mejor define el grado de afectación de la EPOC es el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1) y el cociente de este volumen espiratorio forzado en el primer segundo por el volumen forzado total (FEV1/FVC).

El FEV1 permite clasificar la gravedad de los estados de la EPOC:

              FEV1 entre 50 y 80 % - EPOC leve

              FEV1 entre 30 y 50 % - EPOC moderada

              FEV1 menor de 30 %  - EPOC grave

 

Tratamiento.- Aparte de algunas recomendaciones como dejar de fumar o preservarse de la exposición a ambientes contaminados, el tratamiento es fundamentalmente a base de fármacos administrados por vía inhalatoria.

 

VÍA INHALATORIA

Broncodilatadores:

Beta2 adrenérgicos

          De corta duración (4-6 horas):  Fenoterol, Salbutemol y Terbutalina

          De larga duración (12 horas):  Formoterol y Salmeterol

Anticolinérgicos

           De corta duración (6-8 horas): Bromuro de ipratropio

           De larga duración (24 horas): Bromuro de tiotropio

 

Corticoides:

 Beclometasona, Budesonida y Fluticasona 

 

En enfermos con EPOC severo e hipoxemia:

Oxigenoterapia

 

VIA ORAL 

Metilxantinas: Etamifilina y Teofilina

Corticoides

 

REHABILITACIÓN

Ejercicios de rehabilitación muscular

 

Revisión: 8-VII-04 

 

Volver

 

CISTITIS

 

Es la infección de la vejiga urinaria. Los gérmenes que la producen más habitualmente son:

         E. Coli  -  en más del 80% de los casos

         Proteus mirabilis

         Klepsiella spp

         S. saprophyticus

         S. aureus

         Enterococcus faecalis

         S. epidermidis

El tratamiento suele realizarse con:

         Fluoroquinolonas

         Amoxicilina/Acido clavulónico

         Sulfamicilina

         Fosfomicina trometamol

         Cefalosporinas de segunda o tercera generación

 

PROFILAXIS ANTIBIÓTICA DE LAS INFECCIONES RECIDIVANTES.- Está indicada el las mujeres con infecciones que se repiten o en varones con focos de infección persistente en la próstata. Se puede realizar con un tratamiento de larga duración (seis meses o años) con antibióticos a dosis bajas:

         Trimetroprim-sulfametoxazol – 80/400 mg/día

         Nitrofurantoína  – 50-100 mg/día

         Norfloxacino – 200 mg/día

         Ofloxacino – 200 mg/día

         Cefalexina – 125-250 mg/día

En mujeres que toleran mal el tratamiento continuo se puede proponer el autotratamiento a los primeros síntomas con dosis únicas o de tres días de duración, con los antibióticos citados, a dosis usuales.

 

Revisión: 25-VII-04  

 

 

INSUFICIENCIA CARDIACA. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

 

La insuficiencia cardiaca podemos dividirla, sobretodo en vistas a su tratamiento, en sistólica y diastólica.

La insuficiencia sistólica supone un deterioro de la capacidad contráctil del ventrículo y una dilatación del mismo, así como una disminución de la FE. La fracción de eyección (FE) equivale a volumen latido dividido por volumen telediastólico. El volumen de sangre expulsada en cada latido ha de ser por lo menos la mitad de la que hay al final de la diástole, o sea que la FE debe ser por lo menos 0,5 para un ventrículo competente.

La insuficiencia diastólica es un trastorno del llenado ventricular, por alteración de la distensibilidad o relajación del miocardio, permaneciendo la fuerza contráctil normal o casi normal.

 

EL BNP.- El BNP es una proteína que sintetizan los miocitos. Su determinación puede suponer un avance revolucionario para el diagnóstico de la insuficiencia cardiaca. Sus valores normales no deben superar los 25 pg/ml, pudiendo llegar en ciertas circunstancias a 50 pg/ml. Los trastornos  que provocan aumentos moderados de la tensión del ventrículo sitúan las cifra de BNP entre 100 pg/ml y 500 pg/ml. Cifras superiores corresponden a una disfunción ventricular severa.

 

TRATAMIENTO DE LA DISFUNCIÓN DIASTÓLICA.- Se fundamenta en las siguientes medidas:

  1. Procurar mantener el ritmo sinusal. Toleran mal la bradicardia y la fibrilación auricular. La frecuencia normal y óptima está entre 60 y 80.
  2. Los diuréticos deben utilizarse de forma cuidadosa ya que los pacientes con disfunción diastólica mantienen el gasto cardíaco gracias a una precarga elevada.
  3. Nitratos. Reducen la precarga.
  4. Betabloqueantes o calcioantagonistas no dihidropiridínicos (verapamilo o diltiazem). Para tener una frecuencia cardíaca entre 60 y 80.
  5. IECA o ARA-II. Sobre todo si coexiste hipertensión arterial e hipertrofia ventricular izquierda.
  6. Digoxina. No se busca mejorar la acción contráctil, es posible que tenga un efecto beneficioso a través de su acción moduladora neurohormonal.

 

TRATAMIENTO DE LA DISFUNCIÓN SISTÓLICA.- Se fundamenta en las siguientes medidas:

  1. Diuréticos. Si en cualquier momento aparece refractariedad o resistencia a la administración oral de los diuréticos se deben valorar las siguientes medidas: Dieta hiposódica estricta. Posición supina durante 4 horas después de la administración oral del diurético. Administrar a diferentes horas del día. Combinación de diuréticos de diferente mecanismo de acción. Ingreso corto para administración i.v.
  2. IECA o ARA-II. Los IECA son la piedra angular del tratamiento y deben recibirlos todos salvo contraindicación. Pueden ser sustituidos por los ARA-II.
  3. Betabloqueantes.
  4. Digoxina.
  5. Calcioantagonistas.
  6. Anticoagulación oral. En los pacientes con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular, o con antecedentes de enfermedad tromboembólica. 

Revisión: Según  EL MEDICO - 26-III-04. Más información en www.elmedicointeractivo.com 

 

GOTA

Se da especialmente en el sexo masculino. Consiste en una inflamación aguda de una articulación, que suele ser la del dedo gordo del pié.
La gota es una enfermedad metabólica relacionada con la formación - excreción del ácido úrico. El ácido úrico es un producto de degradación de las proteínas. Estas proteínas se metabolizan en el hígado, generando productos denominados purinas y, como derivado de éstas, el ácido úrico. Este ácido úrico se disuelve y circula por la sangre y se elimina por el riñón. La cifra normal de ácido úrico en sangre oscila entre 30 y 60 mg/l.
Cuando hay exceso de ácido úrico circulante (hiperuricemia) suele suceder la crisis de gota. El ácido úrico circulante tiende a depositarse en forma de cristales en determinados tejidos, especialmente los tejidos articulares, dando lugar a una inflamación aguda de los mismos. Aunque no siempre que existe hiperuricemia se da la crisis de gota. La hiperuricemia y el correspondiente aumento de excreción de ácido úrico en orina puede también causar cálculos renales.
Las crisis de gota suelen comenzar con una inflamación articular, de forma aguda, y principalmente por la noche. La articulación más frecuentemente afectada es la del dedo gordo del pié. Le siguen en orden de frecuencia los tobillos, la rodillas, las manos, las muñecas y los codos.
Estas inflamaciones producidas por el depósito de ácido úrico tienden a resolverse espontáneamente a los pocos días. Pero con el tiempo pueden producirse depósitos crónicos de ácido úrico que dan lugar a unas tumoraciones debajo de la piel llamadas tofos.
El tratamiento de la crisis de gota es muy efectivo y se realiza con antiinflamatorios y colchicina especialmente.
El tratamiento preventivo es combatir la hiperuricemia, lo que se realiza con éxito con alopurinol. El tratamiento dietético consiste en la restricción de determinados alimentos como el hígado, los riñones, las anchoas, las sardinas o el jamón, pero este régimen restrictivo es poco eficaz. Conviene, eso sí, evitar los excesos de comida y el abuso del alcohol.

Revisión: Según COMPARTIR, Revista del Cooperativismo Sanitario de la Fundación Espriu, de enero, febrero y marzo del 2006.

 

FIBROMIALGIA 

La fibromialgia es una enfermedad reconocida por la OMS desde 1992. Se caracteriza por dolor generalizado de más de tres meses de duración, hipersensibilidad dolorosa extensa y exploración analítica y radiológica sin alteraciones que la justifiquen. Los síntomas más característicos son el dolor generalizado y el cansancio. Le siguen otros varios como insomnio, cefalalgias, reglas dolorosas, colon irritable, síndrome de las piernas inquietas... En el 80 ó 90% los afectados son mujeres.
La imagen típica es la de una mujer de edad media a la que "le duele todo" y que ha recurrido a muchos médicos  y múltiples exploraciones sin encontrar un diagnóstico firme, lo que al final le ha abocado a la consulta del psiquiatra.
La fibromialgia afecta a un 2,4 % en España y puede llegar a una limitación funcional severa incompatible con la actividad laboral.
Resulta que el umbral para el dolor está aumentado en los tejidos periféricos: músculos, piel, huesos, tendones o ligamentos. De forma que el dolor puede aparecer con estímulos mínimos o incluso de forma espontánea. Actualmente la Resonancia Magnética Nuclear ha abierto más luz sobre los mecanismos patogénicos de esta enfermedad, mostrando cómo los centros cerebrales de la nocicepción (percepción del dolor) muestran un estado de hiperexcitabilidad, respondiendo a estímulos mínimos.
La enfermedad no evoluciona progresando pero a largo plazo puede afectar, de forma secundaria, el sistema neurovegetativo y el neuroendocrino. Del mismo modo que puede repercutir secundariamente determinando trastornos psicológicos, principalmente depresivos y de ansiedad, dependientes en especial de la incomprensión de dicha situación.
Se pueden considerar factores predisponentes: 1- Predisposición familiar. 2- Enfermedades crónicas de tipo emocional. 3- Presencia de enfermedades degenerativas o crónicas del aparato locomotor. Y 4- Traumatismos raquídeos previos.

TRATAMIENTO.- Aunque no existe un tratamiento propiamente curativo sí que existen muchos tratamientos paliativos que son de gran ayuda para sobrellevar la enfermedad. Veamos:
1.-Analgésicos
        Paracetamol
        Tramadol
2.- Antiinflamatorios no esteroideos
        Aspirina
        Ibuprofeno
        Naproxeno
3.- Antidepresivos
          Antidepresivos tricíclicos
                            Amitriptilina - (acción analgésica central)
                            Doxepina
                            Nortriptilina
                            Ciclobenzaprina - (acción analgésica central)
          Inhibidores de la recaptación de la serotonina (solos o conjuntamente con los tricíclicos)
                            Fluoxetina
                            Paroxetina
                            Sertralina
          Inhibidores de la recaptación de la serotonina y de la adrenalina
                            Venlafaxina
                            Nefazadona
                            Duloxetina (reduce el dolor y muchos de los síntomas de la fibromialgia)
4.- Benzodiacepinas
           Clonazepam
           Diazepam
5.- Otras medicaciones
           Gabapentina (se está comprobando en estudios estadísticos)

Revisión: Según la Revista Española de Anestesia y Reanimación, enero de 2006
                 Según la página de NIAMS en Internet.  Revisado: 11-III-06

 

PROSTATITIS  

El término engloba un grupo de enfermedades prostáticas que pueden ser agudas, crónicas, infecciosas o ni tan siquiera inflamatorias. Sólo comparten una serie de síntomas propiamente prostáticos como dolor en el periné y molestias y síntomas genitourinarios. Así que existen diversos tipos de prostatitis:

Prostatitis bacteriana aguda
Prostatitis bacteriana crónica
Prostatitis no bacteriana o síndrome de dolor pélvico crónico
Prostatitis inflamatoria asintomática

1.-PROSTATITIS BACTERIANA AGUDA.- Es una infección bacteriana de la próstata que cursa de forma aguda con todos los síntomas correspondientes: fiebre elevada, dolor a nivel de periné y zona baja de la espalda y molestias urinarias.
Las bacterias llegan a la próstata generalmente por vía retrógrada desde el tracto urinario inferior o por vía linfática desde la zona rectal.
El tratamiento puede comenzarse por vía oral o por vía IM o IV. Y luego seguirse por vía oral.
Por vía IM/IV:
Cefalosporinas (cefotaxima, ceftriaxona, ceftazidima), aminoglicósidos (gentamicina, tobramicina) o fluoroquinonas (ciprofloxacino). 
Por vía oral: 
Ciprofloxacino - 500 mgrs/12 horas  o  levofloxacino - 500 mgrs/24horas (el primer día cada 12) o
Cotrimoxazol - 160/800 cada 12 horas.
En la prostatitis gonorreica: una dosis de ceftriaxona - 250 mgrs IM/IV, seguido de ciprofloxacino oral - 500 mgrs/12 horas. 10 días.
En la prostatitis por Chlamidia: Doxiciclina - 100 mgrs/12 horas. 10 días. 

PROSTATITIS BACTERIANA CRÓNICA.- Consiste en inflamación prostática e infecciones de repetición. Los pacientes pueden tener los síntomas de la infección urinaria recurrente, o pueden tener molestias perineales, dolor de espalda bajo, polaquiuria o disuria.
Las bacterias causantes son E. coli en el 80 % de los casos. En el resto suelen ser: Klepsiella, Proteus, P. aeroginosa, S. aureus, S. epidermidis o bacterias difteroides. Más raros son: Mycobacterium tuberculosis, micobacterias atípicas, levaduras u hongos. O Cryptococcus neoformans en el SIDA. En los casos por trasmisión sexual los gérmenes pueden ser: N. gonorrhoeae o Chl. trachomatis.
Las bacterias suelen estar acantonadas el pequeños abscesos, en cálculos prostáticos o protegidos por "biofilms".
El tratamiento consistirá en el antibiótico al que los gérmenes sean sensibles y mantener el antibiótico por vía oras durante 4 - 12 semanas. Son especialmente útiles las fluoroquinonas como el ciprofloxacino, o el cotrimoxazol. Las bacterias son resistentes al ciprofloxacino en un 10%, y al cotrimoxazol en un 25%.  
Otras medidas terapéuticas pueden ser: Masajes prostáticos, alfabloqueantes, reblandecer las heces o aumentar la diuresis tomando abundantes líquidos, así como evitar el alcohol, los picantes y el café. En último término se puede plantear la resección quirúrgica de la próstata.
También se puede plantear un tratamiento a largo plazo con dosis bajas de antibióticos para mantener la orina estéril. Con ello se evita el paso de los gérmenes de la próstata a la orina. Se suele utilizar el ciprofloxacino a 200 mgrs/día, el cotrimoxazol 160/800 mgrs/día o la nitrofurantoína 100 mgrs/día, en una sola dosis cada 24 horas.

PROSTATITIS NO BACTERIANA O SÍNDROME DEL DOLOR PÉLVICO CRÓNICO.- La causa es desconocida y puede ser inflamatoria o no. La variante inflamatoria presenta leucocitos y cuerpos grasos en el líquido prostático. La variante no inflamatoria se llama también prostatodinia y no contiene leucocitos y cuerpos grasos en el líquido prostático.
En el síndrome del dolor pélvico crónico no se puede demostrar la presencia de gérmenes en las secreciones prostáticas y se caracteriza por síntomas urinarios y disfunciones eyaculatorias. Las manifestaciones más frecuentes son: presión perineal, disuria, polaquiuria y dolor de espalda bajo.
Siempre conviene descartar, como causantes, la presencia de Chl. trachomatis, Ureaplasma urealyticum o Trichomonas, que son difíciles de detectar. 
La causa es desconocida. Una hipótesis es el reflujo de orina hacia la glándula prostática. Otra hipótesis apunta hacia espasmos de la musculatura del suelo prostático. Incluso se apela a la etiología psicógena. Otros tampoco descartan que la causa sea bacteriana por los gérmenes antes mencionados, difíciles de detectar y acantonados en poca cantidad, en cuyo caso se trataría en realidad de prostatitis bacterianas crónicas.
En el tratamiento se barajan las siguientes posibilidades:
Antibióticos frente a bacterias atípicas. Especialmente macrólidos ( como la azitromicina).
Alfabloqueantes, para reducir el reflujo urinario hacia la próstata.
Antiinflamatorios no esteroideos. El más utilizado es el pentosan polisulfato.
Antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina.
Relajantes musculares como el diazepam.
Fisioterapia de la musculatura del suelo pélvico.
Cirugía prostática, bajo indicación específica.
Termoterapia transuretral, estimulación magnética, fitoterapia, masajes prostáticos, baños de asiento.

PROSTATITIS INFLAMATORIA ASINTOMÁTICA.- Si los cultivos son positivos se tratan de acuerdo con la sensibilidad a los antibióticos. Si son negativos se puede tener una actitud expectante.

Revisión: 19-II-06. Según INFORMACIÓN TERAPÉUTICA del Sistema Nacional de Salud. Tratamiento de las prostatitis, por JM. García-Arenzana
 

 

FARINGITIS

 La faringitis es un proceso inflamatorio de la faringe, generalmente de carácter infeccioso, vírico o bacteriano, aunque puede depender de otras causas como el reflujo gastro - esofágico, o como la infección por hongos en situaciones de inmunodeficiencia, o como determinadas alergias.
Es una inflamación de los folículos linfoides de la faringe que afecta a la mucosa y estructuras subyacentes. Se puede distinguir entre faringitis y amigdalitis, o englobar a ambos con el término faringo-amigdalitis, o utilizar simplemente el término faringitis para esta denominación conjunta, como en nuestro caso. El territorio correspondiente abarca el paladar blando, la úvula, las amígdalas faríngeas, las amígdalas palatinas o adenoides y la mucosa nasal.

Etiología.- La causa de las faringitis agudas es:
Virus, en un 40 - 45%.
Estreptococo beta hemolítico en un 20%.
Otras bacterias, en un 5%.
De causa desconocida, en un 30 - 40%.

Formas de presentación.- Existen unas diferentes formas clínicas de presentación:
1/ Faringitis exudativa. Producida especialmente por: Estreptococo beta hemolítico grupo A, adenovirus (en niños pequeños), virus de Epstein Barr, virus del herpes simple, A.haemalyticum o cándida albicans.
2/ Faringitis eritematosa. Por: Estreptococo beta hemolítico grupo A, adenovirus, virus de la gripe y parainfluenza, rubeola o sarampión.
3/ Faringitis vesicular o ulcerosa. Por: Entero virus (herpangina), virus del herpes simple o anaerobios (angina de Vincent).
4/ Faringitis membranosa. Por difteria, virus de Epstein Barr, citomegalovirus o A.haemalyticum.

Diagnóstico.- La disyuntiva que más habitualmente se presenta es diferenciar las faringitis víricas de las estreptocócicas.

Las características de ambas son:
Faringitis víricas: Fiebre de menos de 38,5º, catarro de las vías respiratorias superiores, catarro gastroenterítico y ambiente de epidemia vírica.
Faringitis estreptocócicas: fiebre superior a los 38,5º, exudado amigdalar, dificultad para tragar, adenopatía latero-cervical y síntomas abdominales (dolor, náuseas).

Existe un test de diagnóstico rápido para la faringitis estreptocócica - Strep A. Tiene un 20% de falsos negativos.
El diagnóstico seguro es el cultivo del exudado faríngeo, cuyo resultado necesita 24 - 48 horas.
Son orientativas la Proteína C Reactiva y las Antiestreptolisinas (cuyo pico precisa dos semanas).

Tratamiento.- Para las faringitis estreptocócicas se recomienda:  la penicilina, la fenoximetilpenicilina (o penicilina V) o la amoxicilina/ácido clavulónico. Otras alternativas son: amoxicilina, cefadroxilo, clindamicina o josamicina.

Para la faringitis viral se recomienda: Antiinflamatorios. También se ha propuesto: Corticoides, durante dos días.

Revisión: 3-III-06 

 

 

LA FLORA INTESTINAL 

FLORA RESIDENTE
E. Coli
Enterococcus sp.
Lactobacillus sp.
Bifidubacterium sp.
Bacteroides sp.
Prevotella sp.
Clostridium difficile
 

FLORA PASAJERA
Klebsiella sp.
Proteus sp.
Enterobacter sp.
Pseudomonas sp.
Bacillus spp.
Staphilococcus sp.
Streptococcus sp.

FLORA PATÓGENA
Salmonella sp.
Vibrio sp.
Yersinia sp.
Campylobacter sp.
 

LEVADURAS
Candida albicans
Candida tropicales
Candida glabrata
Candida parapsilosis
Candida krusei

Niveles altos de ARABINOSA en orina 

PROBIÓTICOS
Bifidobacterias
Lactobacilos
Levaduras: Saccharomyces bourlardii
 

DISBIOSIS AVANZADA
Amebas (entamoeba hystolitica, e. dispar, e. coli, e. hartmanii, endolimax nana, lodamoeba bütschlii)
Flagelados (giardia intestinales, chilomastix mesnili)
Ciliados (balantidium coli)
Coccidios (cryptosporidium sp., cyclospora cayetanensis, isospora belli)

Blastocystis hominis

HELMINTOS
CESTODOS
TREMATODOS
Antígenos de adenovirus y rotavirus
 

Revisión: Resumen de Notas Informativas – Disbiosis. Nº 55/2005 Grupo Sabater Análisis
www.sabater.com
  

 

ESTOMATODINIA

 

También llamada boca ardiente, se caracteriza  por ardor sobre la lengua o la mucosa bucal. Mejora durante las comidas y no interfiere el sueño.

El diagnóstico se hace descartando otras enfermedades orgánicas.

La causa se desconoce. Parece que se trata de un dolor tipo neuropático.

Se ha relacionado con el dolor facial atípico,  con la odontalgia atípica o con la artromialgia facial idiopática.

 

Tratamiento.-  Para este dolor tipo neuropático son eficaces por vía oral:

              Clonazepam

              Gabapentina

              Lamotrigina

              Levetiracetam

              Ácido alfalipoico

              Antidepresivos tricíclicos

     O para aplicación local: Capsaicina o lidocaina al 2%

Revisión: 5-VI-08

 

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER - FÁRMACOS

Síntomas cognitivos
   
Donepecilo
    Rivastigmina
    Galantamina
    Memantina

Síntomas conductuales y psicológicos asociados
    
Psicosis: Quetiapina
                   Risperidona
                   Haloperidol
     Depresión: Citalopram
                       Escitalopram
                       Miirtacepina
                       Venlafaxina
                       Trazodona
     Ansiedad. Bromacepam
     Insomnio: Lorazepam
                    Zolpidem
                    Clometiazo
l

 Revisión: 28-VII-09


PSORIASIS. TRATAMIENTO

Tratamiento tópico
       Emolientes
       Queratolíticos
       Breas
       Derivados de la vit.A (tazaroteno)
       derivados de la vit.D (calciprotiol, tacalcitol, calcitriol)
       Corticoides tópicos ( superpotencia, alta, moderada o baja potencia)

Tratamiento sistémico
        Fototerapia
        Ciclosporina A
        Metotrexato
        Acitretino

Terapias biológicas
         Anticuerpos monoclonales y proteínas de fusión

Otros tratamientos
         Hidroxiurea
         Micofenolato mofetilo
         Tioguanina
         Sulfasalacina
         Fumaratos

Revisión: 5-VIII-09             

                                                                     

   ESTAMOS PREPARANDO NUEVOS TEMAS

Volver